El estudio realizado con alumnos y familias de los IES “Eladio Cabañero” de Tomelloso y “Vicente Cano” de Argamasilla de Alba ha sido patrocinado por la Diputación Provincial

 

 

La asociación “EducaT en Valores” ha presentado esta semana a la alcaldesa de la ciudad, Inmaculada Jiménez, las conclusiones de su proyecto “Aula Alternativa a la Expulsión” dirigido por la educadora social Dulce Serrano. El estudio realizado con alumnos y familias de los IES “Eladio Cabañero” de Tomelloso y “Vicente Cano” de Argamasilla de Alba durante el curso 2015-16, ha sido patrocinado por la Diputación Provincial.

 

El proyecto “Aula Alternativa a la Expulsión” nace de la necesidad de reducir factores de riesgo de exclusión social, reducir conductas disruptivas, desarrollar valores, mejorar la convivencia en las aulas, así como lograr una mayor implicación y colaboración de las familias en torno a los alumnos expulsados de los centros de enseñanza.

 

El objetivo no es otro que intentar disuadir de un mal comportamiento al alumno y que tome conciencia de su conducta, para lo cual el proyecto “Aula alternativa a la Expulsión” propone diferentes pautas con un marcado sentido reparador y educativo. Mediante esta medida opcional y voluntaria, el alumno conocerá de primera mano el entorno social que le rodea en el que la expulsión dejará de ser un periodo donde se quede en casa a veces sin supervisión de los padres o pasear por las calles durante la duración de la misma. Por el contrario lo que se propone es realizar una labor socioeducativa, que irá desde visitas a museos, voluntariado, talleres de huertos ecológicos, reparación de daños, etc. El estudio también plantea un contrato familia-tutor, en el que las familias se comprometan a cumplir prácticas y objetivos que favorezcan la calidad educativa de sus hijos, obteniendo ayudas y asesoramiento a la hora de crear pautas y hábitos educativos.

 

El proyecto nace con la intención de cubrir un vacío entre padres, institutos de educación secundaria y alumnos, vacío que se genera en el seno familiar cuando el alumno es expulsado con padres que carecen de las herramientas necesarias para enfrentarse a un antes y un después de la expulsión y centros educativos que utilizan la única medida que poseen ante alumnos desmotivados.

 

La idea de ayudar a padres, institutos y alumnos es el eje de este proyecto con un trabajo de prevención con el alumno reincidente que acumula partes e incidencias y cuyo comportamiento en el aula rompe el ritmo del resto de compañeros, creando una difícil situación ante el profesorado. Además trata de resolver la situación que presenta el alumno expulsado y unos padres angustiados ante la situación de un problema que no se resuelve.

 

El proyecto “Aula Alternativa a la Expulsión”, realizado gracias al patrocinio de la Diputación Provincial de Ciudad Real, es por tanto un trabajo que plantea una alternativa a la expulsión tal y como hoy está planteada. El estudio demuestra que durante ese periodo es urgente actuar para que el alumno y los padres corrijan conductas y este periodo sea realmente reparador.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo borrarlas, visite nuestra política de privacidad o contacte con nosotros por email.

  Acepto las cookies de este sitio.
EU Cookie Directive Module Information