Web del ayuntamiento de Tomelloso

Spanish Arabic English French German Italian Japanese Romanian

El nuevo recurso permitirá que los alumnos puedan interactuar en su entorno mas cercano aprendiendo a realizar tareas domésticas

 

El Colegio de Educación Especial Ponce de León de Tomelloso presentó ayer el Aula de Hábitos de Vida Independiente, un nuevo recurso del centro con el que se pretende preparar a los alumnos puedan interactuar en su entorno más cercano, el hogar. Se trata de una presentación incluida en la campaña de Sensibilización sobre Discapacidad del centro municipal de Servicios Sociales a la que han asistido las concejalas del área de Servicios Sociales, Ana Valentín y Montse Moreno y las del grupo popular Cortes Valentín y Teresa Giménez.

 

El aula, que ha sido financiada gracias a los recursos propios del centro y a las ayudas aportadas por el AMPA y el Ayuntamiento, cuenta con un dormitorio, baño, cocina y sala de estar, unos espacios completamente equipados, donde los alumnos aprenden a realizan tareas domésticas para que puedan alcanzar el mayor grado de autonomía posible.

 

Para la concejala, Ana Valentín, se trata de un recurso muy interesante y novedoso. Desde el Ayuntamiento se tiene claro que para la incorporación de los alumnos a la sociedad es imprescindible que tengan la autonomía necesaria, según explicó Valentín, por lo que es primordial el servicio que se está prestando en el centro y el que ya ofrece este Aula de Hábitos.

 

La gran finalidad del Ponce de León es preparar a los alumnos para que puedan interaccionar en el medio en el que se desenvuelven y sepan utilizar los recursos que la sociedad les ofrece, de tal forma que adquieran una calidad de vida satisfactoria. Así lo explicaba la directora del centro, Rosario Calvo, que dijo que en este espacio los alumnos tienen a su disposición un medio perfecto para mejorar habilidades y destrezas que luego llevan a la práctica en su propio hogar. Calvo quiso agradecer a la actual Corporación municipal y a la anterior, así como al AMPA su apoyo y colaboración para que un recurso que ha costado tando trabajo hoy sea una realidad.

 

Yolanda Martínez, tutora de un grupo de alumnos de entre 12 y 16 años de Educación Básica Obligatoria explico que se trata de un recurso muy importante teniendo en cuenta que el objetivo principal del Segundo Ciclo es iniciar a los alumnos en actividades de la vida cotidiana, para que cuando sean mayores, alcancen el mayor grado de autonomía posible. En el “pisito”, como así lo llaman los alumnos, se barre y se friega el suelo, se hace la cama o se limpia el polvo, entre otras tareas, todo ello bajo una metodología basada en la repetición de las actividades.

 

Por su parte, Esther Machu, tutora de Transición a la Vida Adulta para alumnos de 16 a 21 años, dijo que en esta etapa se fomenta la participación en distintos contextos por medio de actividades de la vida diaria. Durante este trimestre, puso como ejemplo, se han trabajado recetas de cocina, la lista de la compra e incluso se ha ido a comprar. El resultado final fue la elaboración de magdalenas, bizcochos y recetas sencillas en dos talleres puestos en marcha en el nuevo espacio, que han denominado “Momento café” y el “Ponce Bar”.

 

Para los padres, ha sido un verdadero orgullo poder participar en este proyecto, según explicó la presidenta del AMPA, Teresa Macías. Así, han colaborando con el centro en la creación de un espacio del que se van a beneficiar los alumnos y también los padres.

Compartir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo borrarlas, visite nuestra política de privacidad o contacte con nosotros por email.

  Acepto las cookies de este sitio.
EU Cookie Directive Module Information