Web del ayuntamiento de Tomelloso

Spanish Arabic English French German Italian Japanese Romanian

En la misma sesión se aprobó, también por unanimidad que el Ayuntamiento no aplicará este año la tasa de terrazas ni la de licencia de apertura de establecimientos

 

 

La Corporación Municipal del Ayuntamiento de Tomelloso aprobó por unanimidad, en el pleno celebrado este miércoles, una moción en la que se pide a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha “instalar la UCI en el hospital general de Tomelloso con todos los medios óptimos para su correcto funcionamiento, la reformulación y cumplimiento del Plan Funcional y dotar de material de protección y diagnóstico a los centros de salud de la gerencia de Tomelloso y hospital de Tomelloso, además de reforzar las plantillas”.

 

Una moción que fue incluida en la sesión por vía de urgencia y sin exposición de motivos, por deseo expreso de la alcaldesa y su equipo de gobierno para que fuera lo más “aséptica” posible, sin argumentos de ningún signo político y evitar un uso partidista del fin último de la propuesta.

 

En nombre del equipo de gobierno intervinieron su portavoz, Iván Rodrigo y la alcaldesa, Inmaculada Jiménez, quien afirmó, contestando a las críticas de la oposición, que en otras administraciones les podrán hacer caso o no, “porque yo no dicto las acciones de otros gobiernos, pero lo que no voy a consentir jamás es que usted me diga que agacho la cabeza”, en referencia a las acusaciones concretas de la portavoz de Vox.

 

“Yo soy de Tomelloso, me presenté a una elecciones por defender a mi ciudad, a la que quiero y que intento mejorar y gobierne quien gobierne, siempre voy a pedir aquello que sea importante y vital para mi ciudad, en unas ocasiones en despachos y otras públicamente”, dijo con rotundidad Jiménez, quien destacó que durante esta crisis sanitaria ha hablado en numerosas ocasiones con responsables del gobierno regional para plantear mejoras y también, puntualizó, “para trasladarles las cosas que no me gustan”.

 

Jiménez aplaudió que ahora el PP se quiera reunir con la coordinadora por la sanidad pública en Tomelloso, “a la que antes ningunearon”, mientras ella, no ha dejado nunca de hablar con este colectivo, ni con profesionales sanitarios, porque quiere saber su opinión y no solo la de la gerencia de Tomelloso. “Es hora de que el hospital de Tomelloso esté preparado”, afirmó “y lo único que nos vale son realidades que es en lo que va a seguir trabajando este equipo de gobierno.

 

La alcaldesa aprovechó también para avanzar que la Junta de Comunidades ya ha pedido la licencia de obras para la construcción del nuevo centro de salud, “ahora nos toca seguir peleando” para que se sigan dando pasos cuanto antes, como la licitación.

 

El portavoz del equipo de gobierno, Iván Rodrigo, también defendió el trabajo del equipo de gobierno por Tomelloso y por conseguir mejoras para la ciudad y concretamente para el hospital y recalcó que la moción no es fruto del “oportunismo”, sino de esa labor.

 

Rodrigo recordó que el gobierno municipal del PSOE “siempre ha defendido el hospital” que “tiene que tener servicios acorde a la realidad socio sanitaria de Tomelloso”. Destacó así que además desde el equipo de gobierno han pedido la UCI, no solo en esta moción, también en los despachos. Así lo hicieron, según apuntó, recientemente, antes de la crisis del COVID-19, en una reunión con el director general de Asistencia Sanitaria, por ejemplo. “Hoy la situación es de urgencia pero eso no cambia las reivindicaciones de siempre con respecto al hospital”.

 

En torno a la moción se suscitó un amplio debate en el que la portavoz de Vox, Ana Valero, afirmó que su partido “siempre va a estar al lado de la sanidad pública. “Vamos a ser motor y acicate para el hospital”, dijo, acusando al equipo de gobierno municipal de actuar “buscando el rédito electoral” y al gobierno regional de mentir y de “autoritarismo”. Valero se mostró partidaria de haber estudiado el tema previamente, en comisión y con el asesoramiento de personas conocedoras del mismo, para hacer peticiones más “concretas y adecuadas” como el tipo de UCI que se solicita o cuánto dinero se debería gastar el SESCAM en ella.

 

El portavoz de Ciudadanos, José Andújar, mostró su acuerdo con la moción, expresando su voto favorable y su conformidad con el hecho de no incluir siglas políticas en la misma.

 

Javier Navarro, portavoz del grupo municipal del PP recalcó que no solo urge pedir una UCI, “que no es una necesidad de ahora por la crisis del coronavirus, sino de hace años” sino que el hospital de Tomelloso “tiene también otras carencias que no están reflejadas en la moción”. Navarro afirmó que la propuesta es “acertada”, pero solo un “punto de partida de una petición que tiene que ser mucho mayor y que recoja todas las necesidades que tiene el hospital”. Los populares, dijo su portavoz, “somos excépticos” al respecto de que la petición de Tomelloso obtenga resultados positivos en breve.

 

Tasa de terrazas y apertura de establecimientos

 

En la misma sesión se aprobó, también por unanimidad, que el Ayuntamiento de Tomelloso no aplicará la ordenanza fiscal reguladora de la tasa por licencia de apertura de establecimientos ni la tasa de ocupación de terrenos de uso público por mesas y sillas con finalidad lucrativa, durante todo el ejercicio 2020.

 

Las dificultades económicas que la crisis del coronavirus COVID-19 ha ocasionado a las empresas locales, entre ellas las del sector hostelero y comercial, han llevado al equipo de gobierno a proponer la supresión de ambas tasas cuya aplicación se reanudará el 1 de enero de 2021.

 

Tal y como explicó durante la sesión el concejal de Hacienda, Francisco José Barato, la prioridad en materia económica en estos momentos radica, “en proteger y dar soporte al tejido productivo y social para minimizar el impacto de la crisis y lograr que, una vez finalizada la alarma sanitaria, se produzca lo antes posible un rebote en la actividad”. La pandemia del COVID-19 supondrá “inevitablemente”, recoge la propuesta llevada al pleno “un impacto negativo en la economía”, y “en estas circunstancias, la prioridad es minimizar el impacto social y facilitar que la actividad se recupere tan pronto como la situación sanitaria mejore.”

 

El objetivo es, argumenta también el equipo de gobierno, “que estos efectos negativos sean transitorios y evitar, en última instancia, que se produzca un impacto más permanente o estructural debido a un círculo vicioso de caídas de demanda”.

 

Esta medida es, afirmó Barato, un “punto de partida” junto con otras que ya están en marcha como el fraccionamiento y aplazamiento de tributos municipales sin intereses, para facilitar su pago o las ayudas sociales con las que, indicó, se ha ayudado ya a 500 familias, con un total de 150.000 euros. Hay además otras que ya avanzó hace unos días el equipo de gobierno, dirigidas a pymes y autónomos, que se están trabajando, que pronto estarán en marcha y que, según confirmó el concejal de Hacienda en respuesta a las dudas expuestas durante la sesión por el grupo popular, llevarán aparejada, en los casos que sea necesaria, la correspondiente modificación presupuestaria. “El equipo de gobierno trabaja todos los días desde el primer momento de esta crisis sanitaria, con dedicación primero a lo urgente y después a lo necesario, que son estas medidas de apoyo”.

 

Tanto Barato como la alcaldesa, Inmaculada Jiménez, agradecieron el apoyo unánime de la oposición a la modificación de las dos tasas incluidas en el orden del día del pleno. “Hay muchas familias que se están quedando en el camino y este Ayuntamiento tiene que ser también paraguas para ayudar a quienes peor lo están pasando”.

 

Jiménez recodó que el Ayuntamiento no tiene competencia en materia de ayudas a empresas, competencias que está perfilando cómo pedir a la Junta de Comunidades en colaboración con otras entidades como Cámara de Comercio, la Federación de Empresarios de Ciudad Real (FECIR) y otros ayuntamientos y escuchando las necesidades de hosteleros y asociación de empresarios con los que esta misma semana ha mantenido diversas reuniones.

 

Las medidas que la propia alcaldesa avanzó en el anterior pleno “no son papel mojado”, dijo, sino “fruto de un intenso trabajo”. El Ayuntamiento de Tomelloso, recalcó Jiménez, “puede generar estímulos que sabemos que no son la solución a las pérdidas económicas terribles de cientos de negocios pero que sí van a servir de amparo y van a suponer una mano tendida, porque entendemos que esta situación la tenemos que parar todos juntos”.

 

La concejal del grupo popular Eloísa Perales incidió en la necesidad de poner en marcha “medidas de choque” y propuso además que los establecimientos hosteleros no tengan límite en el número de mesas y sillas en sus terrazas. Algo que, apuntó el concejal de Hacienda, así será, siempre que se cumpla la normativa que contempla las correspondientes medidas de seguridad en materia de distancias entre mesas y que se permita el tránsito de peatones por las aceras.

 

El portavoz de Ciudadanos, José Andújar, pidió que haya también ayudas para el sector turístico y que se agilicen las ya anunciadas para pymes y autónomos, con el fin de que “la economía se reactive cuanto antes”.

 

Modificación Junta Gobierno Local y Tenientes de Alcalde

 

En la misma sesión, se puso en conocimiento de la Corporación la modificación de la composición de la Junta de Gobierno Local, de la que dejan de formar parte el portavoz del grupo municipal del PP, Javier Navarro y la concejala del PSOE Isi Serna y a la que se incorporaron los concejales del grupo socialista José Ángel López y Raúl Zatón. También se modifica la relación de Tenientes de Alcalde, a la que se incorporan los concejales José Ángel López, como tercer teniente de alcalde y Raúl Zatón como cuarto teniente de alcalde y de la que sale Isi Serna.

 

Tres acuerdos en materia de personal y servicios municipales

 

Por vía de urgencia se incluyeron también tres acuerdos más: la disolución de la Radio Municipal; la modificación de la estructura organizativa del Ayuntamiento tras pasar a la Junta de Comunidades la gestión del Centro de Rehabilitación Psicosocial y Laboral (CRPSL) y las modificaciones en la plantilla de personal derivadas de ambas circunstancias. El primero de los acuerdos fue aprobado con la abstención del PP y a favor del resto de grupos; el segundo de los puntos con el voto a favor del equipo de gobierno y la abstención de los tres grupos de la oposición: PP, Ciudadanos y Vox y el tercero de los acuerdos, con el voto a favor del PSOE, la abstención de Vox y en contra de Ciudadanos y Partido Popular que argumentaron su postura lamentando que no se haya podido reubicar a la totalidad de trabajadores del CRPSL.

 

El pleno concluyó con el apartado de ruegos y preguntas.

Compartir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo borrarlas, visite nuestra política de privacidad o contacte con nosotros por email.

  Acepto las cookies de este sitio.
EU Cookie Directive Module Information