Web del ayuntamiento de Tomelloso

Spanish Arabic English French German Italian Japanese Romanian

El teniente de alcalde, Iván Rodrigo y el concejal de Urbanismo, José Ángel López han visitado las obras, que tienen un presupuesto de 200.000 euros y que se están ejecutando con cargo, íntegramente, al Plan de Obras de la Diputación Provincial de Ciudad Real. El plazo de ejecución es de entre tres y cuatro meses

 

 

La apuesta del equipo de gobierno municipal de Tomelloso por la regeneración urbana de la zona centro de la localidad continúa materializándose con nuevas intervenciones. Así, están en marcha ya las obras de remodelación de la calle Palma completa y del tramo pendiente de la calle Azucena, desde Palma a Monte. Unas obras que cuentan con un presupuesto de 200.000 euros, que serán sufragados íntegramente por la Diputación Provincial de Ciudad Real con cargo a su Plan de Obras 2019.El plazo de ejecución es de tres a cuatro meses.

 

Así lo han señalado el teniente de alcalde, Iván Rodrigo y el concejal de Urbanismo, José Ángel López, que esta mañana han estado a pie de obra para comprobar sobre el terreno cómo se están desarrollando los trabajos. “Agradecemos a la Diputación que los ayuntamientos podamos contar con fondos como estos, para continuar haciendo ciudades de vanguardia”, ha señalado el tiente de alcalde, que ha destacado que estas obras son complementarias a las de la Plaza de España y a las de remodelación, ya ejecutadas, de las calles Pintor López Torres y José María Serna y del primer tramo de la calle Azucena, ha señalado el teniente de alcalde.

 

Hasta el momento las obras avanzan según lo previsto: ya se ha ejecutado toda la obra de redes de abastecimiento de agua potable y hoy lunes han comenzado, según ha explicado el concejal de Urbanismo, las de fresado del centro de la calle para ir levantando el colector antiguo e instalar uno totalmente nuevo de recogida de aguas negras y grises. Se trata por tanto, ha recalcado López, de una actuación de “reforma integral”, porque se está remodelando todo el vial, incluidas las redes de abastecimiento y saneamiento y también, cuando lleguen a la fase de acabados, la red de luminarias, que pasarán a ser de tecnología led, “como siempre que remodelamos las calles”.

 

La calle La Palma quedará abierta al tráfico de coches e incluirá aceras totalmente accesibles, ha explicado, “tal y como obliga el código de accesibilidad de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha”. Una de ellas tendrá un ancho de 1,50 metros, el mínimo obligatorio y la otra 1,80 metros como mínimo, que es la medida “aconsejable” por ese código. Quedará un carril para el tráfico rodado y una línea de aparcamiento en uno de sus laterales, incluidas dos reservas de aparcamiento, una para personas con discapacidad en la esquina con la calle Pintor López Torres y otra en la esquina con calle Azucena para carga y descarga de todos los establecimientos de hostelería y comercios que hay en la zona. El resto será de aparcamiento libre.

 

La calle Azucena, sin embargo, será totalmente peatonal como el tramo ya arreglado de ésta entre calle La Palma y calle Don Víctor. Según ha explicado López, una vez realizado el fresado y bajado el nivel de la calle, se hará un paso de peatones elevado que va a dejar una plataforma única en el cruce con calle La Palma, para dar preferencia al peatón sobre el conductor. La circulación de coches pasará por la calle La Palma hasta Montesa para salir a la calle Monte.

 

En el tramo de la calle Azucena que se está remodelando se va a incorporar más mobiliario urbano y también algunos árboles con alcorques, con el fin de dotar a la zona centro de pequeñas zonas verdes que en el otro tramo de esta vía, ya remodelado, no se pudieron incluir. También se van a instalar tres bolardos “escamoteables” (automatizados), uno en la esquina con calle Monte, otro en la esquina con calle La Palma y el tercero, en la entrada del tramo que ya es peatonal de Palma con Montesa, una demanda vecinal, ha señalado el concejal, “porque tenían mucho aparcamiento indebido que se les metía en la calle y no podían entrar bien en las cocheras de ese bloque de pisos”. Ahora, con ese bolardo van a tener “una defensa que va a impedir el paso a quien no tenga un mando automatizado para poder abrirlo”. Además de esos tres nuevos bolardos, se va a sustituir el que rompieron en la entrada a la calle Azucena desde la calle Don Victor.

 

La remodelación de la zona centro va a continuar una vez finalizada esta intervención. Según ha avanzado el concejal de Urbanismo el Ayuntamiento, además de una nueva fase de acerados de la Avenida Juan Carlos I, va a presentar a la convocatoria del Plan de Obras de la Diputación de este año, que esperan que salga en marzo, un proyecto de remodelación de la calle Monte, “e intentaremos que el presupuesto llegue también para actuar en la calle Montesa”.

logoAudioAudio Iván Rodrigo

logoAudioAudio José Ángel López

Compartir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo borrarlas, visite nuestra política de privacidad o contacte con nosotros por email.

  Acepto las cookies de este sitio.
EU Cookie Directive Module Information