Web del ayuntamiento de Tomelloso

Spanish Arabic English French German Italian Japanese Romanian

Durante el almuerzo celebrado en la Cooperativa Virgen de las Viñas con representantes del sector vitivinícola regional, convocados por el presidente de la entidad y al que ha asistido también el consejero de Agricultura
 
La alcaldesa de Tomelloso, Inmaculada Jiménez, ha asistido este lunes, junto con el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, a la comida celebrada en el lagar de la Cooperativa Virgen de las Viñas de la localidad, que ha reunido a todo el sector vitivinícola de la región, convocado por el presidente de la entidad, Rafael Torres.
 
En el almuerzo, tradicional en estas fechas desde hace años coincidiendo con la campaña de vendimia, han participado representantes del sector productor y comercializador, bodegas, cooperativas, alcoholeras y otras empresas del ámbito de la viticultura. El objetivo es contrastar opiniones y poner sobre la mesa las tendencias del mercado. Han asistido además la delegada de la Junta en la provincia, Carmen Teresa Olmedo y la vicepresidenta quinta de la Diputación Beatriz Díaz.
 
Jiménez, que ha agradecido al presidente de la cooperativa la iniciativa, ha recordado que Tomelloso es una de las ciudades más importantes de la región  “epicentro del sector del vino, en el que tiene un papel relevante y con una presencia de industria vitivinícola fundamental para la actividad económica no solo local”. Reunir a todos sus representantes en esta comida es por ello, ha indicado, muy importante y de agradecer.
 
Jiménez, a la que ha acompañado el concejal de Agricultura, Álvaro Rubio, ha expresado sus mejores deseos para la vendimia, “que se desarrolle con normalidad con buenos precios y las buenas calidades que debe tener el vino para la promoción de nuestra ciudad y del sector y sobre todo para que con los agricultores, en su afán de seguir mejorando y las cooperativas y bodegas también, lleguemos a ser esa punta de lanza y referencia del sector a nivel nacional e internacional”
 
Para el presidente de la Cooperativa, Rafael Torres, reunir “en comida fraternal, en la que intercambiamos posiciones, con un lógico tira y afloja en el que nosotros queremos más y ellos quieren menos, es importante porque hablamso de emprendimiento y de innovación y nos estamos ayudando unos a otros”. 
 
Con respecto a la campaña de vendimia, Torres ha avanzado que, aunque es pronto y aún no se puede evaluar, porque acaba de terminar la recolección de tinta y de empezar la de airén, la más importante por volumen y la que marcará la referencia para la cooperativa Virgen de las Viñas, estima que la cosecha alcanzará los 200 millones de kilos, cuando la previsión para los próximos años es que llegue a los 250-270 millones de kilos entre Tomelloso y Arenales de San Gregorio donde cuenta también con instalaciones. Una merma debida sobre todo a la sequía, ha incidido, y a “que llevamos dos años de una producción muy grande”. Eso sí, la calidad es muy buena y espera que la merma sea compensada por los precios “que en estos momentos están tendiendo al alza”.
 
 La buena calidad, ha dicho también, es fundamental “porque el mercado es cada vez más exigente y eso hace que nos esforcemos cada vez más en tecnología  para seguir conquistando el mercado exterior”,
 
Torres ha reivindicado también la buena calidad de los vinos elaborados en la región, en contra del tópico de que mucha cantidad es sinónimo de poca calidad. “Los vinos que se están haciendo son extraordinarios y los que están diciendo eso están haciendo una competencia desleal; es rotundamente falso, nuestros vinos se pueden comparar con los mejores del mundo”. 
 
 Por su parte, el consejero de Agricultura ha afirmado que el vitivinícola es un sector “muy vertebrado” en la región, “que necesita mucho apoyo, mucha organización y planificación”. Esta, ha dicho, “es la región vitivinícola más grande el mundo, donde más actividad económica genera el sector, donde más uva se cosecha, donde más se produce y eso es motivo de orgullo para todos”
 
Eso es posible, ha añadido Martínez Arroyo, “gracias a que tenemos 85.000 viticultores, 23.000 trabajadores del campo que están vendimiando en este momento y 600 cooperativas y bodegas particulares que transforman el producto de nuestros viticultores y hay que seguir en esa dirección”.  
El sector del vino, ha afirmado, está inmerso en una planificación “que nos debe llevar a una facturación de 2.500 millones de euros en sector en los próximos años, lo que supone un  4% de nuestro PIB”.  Ha destacado también los datos positivos del empleo agrario en Castilla-La Mancha, de donde procede uno de cada cuatro trabajadores del campo que han encontrado trabajo en España en el último mes, “y eso es debido a que hay una industria agroalimentaria, unas bodegas y una estructura vitícola muy importante, la más potente de España”, ha recalcado. 
 
También ha destacado la evolución de las exportaciones en el último año, con un incremento, de junio de 2016 a junio de 2017, del 17% en valor unitario, en euros por litro.
 

Compartir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo borrarlas, visite nuestra política de privacidad o contacte con nosotros por email.

  Acepto las cookies de este sitio.
EU Cookie Directive Module Information